El origen del nombre de las bebidas espirituosas

En esta nota te contamos de donde proviene el nombre de las 11 bebidas espirituosas más conocidas

Grappa: la grappa es el nombre con que se conoce al destilado del orujo (cáscaras) de la uva en Italia, Uruguay, la Suiza italiana y nuestro país.  Es una consecuencia lógica en países con importante producción vitivinícola, ya que el orujo es un excedente de la producción de vino.  No se conoce exactamente su fecha de nacimiento, pero el primer registro data de 1451 cuando un tal Enrico deja en su testamento la fórmula de una aqua vitae que él llama Grape.  El término parece provenir de la palabra rapus o rapte (uva) como también de graspa (uva exprimida).

Vodka: su nombre no está exento de polémicas y todos los países que rodean el Báltico tienen una propuesta etimológica.  Sin embargo, se podría generalizar que Vodka proviene del término eslavo Voda, que significa “agua”.  Vodka sería su diminutivo, así que significa “agüita”.  Tan tierno y tan peligroso.

Whisky: el nombre de la más famosa de las espirituosas proviene de la anglicanización del término del Gaélico Clásico uisce o uisge, que significa “agua”.  Las bebidas destiladas eran conocidas en latín como aqua vitae (“agua de vida”) y se tradujo al gaélico como uisge beatha que significaría lo mismo.  Aunque para nosotros el agua equivale a vida, parece que a los antiguos habitantes de Europa con el agua sola no alcanzaba.

Brandy: brandy proviene de la abreviación de la palabra holandesa brandewijn que significa “vino quemado”.  Es un aguardiente obtenido a partir de la destilación de vino que por lo general se guarda en barricas por un tiempo.  En el siglo XII los españoles tenían como principal mercado al holandés y por ello el origen de su nombre viene de allí.  La destilación se hacía para garantizar su conservación hasta llegar a destino y la idea era que uno lo rebajara con agua al momento del consumo.  Con el tiempo se descubrió que la guarda en barricas mejoraba de tal manera el producto que se convirtió en parte de la impronta de la bebida.

Cognac y Armagnac son los dos brandys más famosos de Francia y del mundo.  Muchos cognac son el resultado de un ensamblaje, la edad que aparece en la etiqueta es la edad del aguardiente más joven que se incluye. Por ello, un cognac de 10 años puede contener también cognacs de 15 o 20 años.  Las siglas VS (Very Special) indican que el aguardiente más joven tiene al menos dos años de añejamiento en barricas; VSOP (Very Superior Old Pale) o Réserve, aquellos cuyo aguardiente más joven tiene al menos cuatro años de añejamiento en barricas; NapoleónXOHors d’âge, o VSOPXO, son cognacs cuyo aguardiente más joven tiene al menos seis años de añejamiento en barricas.

Pisco: los antiguos habitantes del Valle de Pisco, en Perú, se destacaron por su cerámica y entre ellas unas vasijas llamadas piskos, utilizadas para almacenar bebidas. Los primeros destilados de uva se almacenaron en estos envases y de allí derivó su nombre, que en quechua se utilizó para designar genéricamente a las aves.

Ginebra: la ginebra o gin toma su nombre de otro destilado similar de origen holandés conocido como genever o jenever.    Con esa palabra se designaba a las bayas del enebro, uno de los principales ingredientes de la ginebra y que le da identidad.  Para más datos, se obtiene por destilación de la cebada sin maltear, rectificada con frutos del enebro y aromatizada con cardamomo, angélica y otras hierbas que le dan su aroma característico particular.

Ron: el ron se obtiene de la destilación de melazas de caña de azúcar y puede o no ser añejado en barricas de roble.  La bebida se menciona por primera vez en documentos provenientes de Barbados en 1650, pero la palabra rum aparece por primera vez el 8 de julio de 1661 en una orden emitida por el Gobernador General de Jamaica.  Sin embargo, su nombre sigue siendo un misterio.  Por aquella época se lo conocía como kill-devil o rumbullion y una abreviatura de esta última palabra suena lógico, aunque es muy difundida la hipótesis que proviene de la última sílaba de la palabra latina para azúcar: saccharum.

Tequila: proviene del náhuatl, el idioma de los aztecas, y refiere al lugar en que se trabajaba la tierra para conseguir un producto.  Téquitl significaba trabajo u oficio, mientras que tlan, lugar.  Es decir que la palabra designaba al lugar de trabajo y también el trabajo específico de cortar el agave azul, planta de donde se extrae el tequila.

Moonshine: esta bebida es poco conocida en nuestro país, pero se trata del whisky recién salido del alambique, o sea sin añejar en barricas de roble.  Se hizo muy popular en la época de la Ley Seca estadounidense cuando no valía la pena tener barricas añejando y los contrabandos se hacían a la “luz de la luna” (moonshine).

Aguardiente: con este nombre genérico se conoce a los destilados de algún fermentado alcohólico.  Primero se hace una fermentación de plantas ricas en sacarosa (frutas, caña de azúcar, cereales, hortalizas) y luego se las pasa por el alambique para obtener una bebida de alta graduación alcohólica.  Su nombre proviene del latín donde se hacía referencia a su capacidad de arder con el fuego y de dejar una sensación ardiente en las gargantas de quienes lo beben.

Absenta: es una de las bebidas alcohólicas más fuertes, con un psicotrópico potencial agregado, que proviene de la semilla del ajenjo y que ha creado toda una mitología a su alrededor.  Ya los antiguos griegos usaron el ajenjo con fines medicinales y rituales y en un papiro egipcio de 1600 a.C. lo mencionan por sus virtudes tónicas y antisépticas.  En griego, absinthium quiere decir “carente de dulzor” o “imposible de beber” debido al carácter fuertemente amargo de la planta.  Según parece, los vencedores de los antiguos Juegos Olímpicos, todo unos héroes para los griegos, eran obligados a beber una bebida mezclada con ajenjo para que, al tiempo que saboreaban el éxito, no olvidaran las pasadas amarguras y derrotas.