Decalógo del Vino

Este decálogo realizado por un grupo español muestra las diez reglas que deberíamos seguir para disfrutar del vino de la mejor forma posible.

01 – Nunca debe agitarse una botella de vino.

02 – No introducir jamás hielo en el vino, sea blanco, tinto, rosado o espumoso.

03 – No debe mezclarse en ninguna ocasión vino de dos procedencias distintas.

04 – El vino tinto no debe ser calentado ni enfriado, pues ha de servirse a la temperatura ambiental. Para conseguir esta temperatura nunca deben usarse procedimientos artificiales. Solamente se tendrá la botella unas horas antes de servirlo expuesta a la temperatura del comedor. Esta operación es lo que se conoce con el término internacional de ‘Chambrer‘.

05 – La operación de trasvasar un vino debe ser realizada con extremo cuidado para evitar que los pozos lo enturbien.

06 – El vino debe servirse siempre en vasos/copas grandes e incoloras, que sólo se llenarán, como máximo, hasta la mitad.

08 – Los vinos tintos deben acompañar a los asados, la caza y las carnes rojas.

09 – El champagne se enfriará en un cubo que contenga agua y hielo, nunca en el refrigerador de la nevera ni agregándole hielo. Este tipo de vino espumoso se puede servir durante toda la comida.

10 – El servicio de los vinos blancos, primero los secos, después los dulces. Con los vinos tintos, se tendrá en cuenta su graduación alcohólica, primero los más ligeros y después los más alcoholizados.